Buscar
  • exploravall

4. EL CASTILLO D'UIXÓ (LA VALL D'UIXÓ)

Actualizado: sep 26

El Castillo d'Uixó, también denominado Castillo de Noguera o Hisn de Shûn, es un asentamiento fortificado de origen árabe y de estructura defensiva con la finalidad de refugio y hábitat. Desde aquí se organizaba y controlaba toda la zona circundante compuesta por pequeñas alquerías del valle del Río Uixó (Río Belcaire): Alcúdia, Zeneja, Benigafull, Benizahat, Zeneta y Benigasló, que son la base de la actual población de La Vall d'Uixó. Está declarado Bien de Interés Cultural desde el 30 de marzo de 2005.

El Castillo d'Uixó está situado en la cima del Pico de Noguera (492m), a 2,5 Km al norte de la población de La Vall d'Uixó, en la comarca de La Plana Baixa, Provincia de Castellón. Este cerro es una de las estribaciones orientales de la Sierra de Espadán y tiene una vista privilegiada de la comarca de La Plana al norte, así como de Sagunto y Valencia al sur y la costa del Mar Mediterráneo al este.


Se puede acceder al Castillo por dos sendas bien marcadas que empiezan ambas al final de la Calle 12 del Barrio Carbonaire en La Vall d'Uixó. La primera ruta sigue la pista del Barranco de la Horteta (Barranco de Turmón) hasta la Font de la Canyeta y poco después se toma una senda a la derecha que cruza el barranco hasta llegar al Coll de Mena y desde allí por la cara norte del cerro se alcanza el Castillo. La otra ruta se toma cruzando el Barraco de la Horteta por la derecha apenas 200 m al salir de la población y por las Minas de Pilara alcanzar el Coll de la Vespa , desde donde se sube directamente por la cara sur del cerro. Últimamente se ha habilitado una tercera senda que parte desde la Fuente de la Cervera y sube por la ladera noreste de la montaña y va cresteando por los Morretons de Monsonís hasta alcanzar el Castillo.


El Castillo d'Uixó ocupa la totalidad de la cima, así como una buena parte de las laderas que lo rodean. Está reforzado por una muralla doble de planta poligonal, adaptada al relieve y a las curvas de nivel. El conjunto queda protegido de manera natural por los acantilados llamados Morretons del Castell,


Se puede describir el asentamiento de Uixó (Shûn) dividiéndolo en tres elementos constitutivos:

La Alcazaba: en la cumbre forma un amplio recinto en forma de pentágono irregular de 54x25m con un grupo de estructuras edificadas que constituye una zona fuerte, especie de reducto defensivo, protegido por lienzos de murallas altas. Se pueden distinguir varios compartimentos edificados con mampostería, algunos son aljibes con bóveda de arco mitral o de arco rebajado, otros parecen haber sido utilizados como zona de reserva o de almacén.


La única huella de lo que pudo ser una “casa cubierta” se encuentra en la parte norte, donde varios aparejos señalan una construcción tardía, de la que se sabe fue mandada construir por un documento real de 1287, para alojamiento. Las reconstrucciones que se llevaron a cabo a finales del siglo XIII, fueron ejecutadas por el maestro de obras Guillermo de Barcelona.


La plaza de armas: más abajo de la alcazaba se encuentra una enorme plaza de armas con una larga muralla poligonal adaptada al relieve por una serie de entrantes y salientes. Tiene una longitud de 280 metros y está flanqueada por 6 torres de planta cuadrangular en la pendiente noroeste. No hay casas edificadas en el interior de las murallas.


El recinto inferior, defendido por una muralla muy destruida y de una longitud de 650 m, rodea todo el cerro de la Noguera. Su trazado se apoya en la roca madre, pero no se adapta tanto al relieve como la muralla alta del castillo. Es posible que esta larga muralla de piedra seca sirviera para proteger un hábitat medieval del siglo X. Finalmente, en la ladera sur se extiende una zona de hábitat escalonado como una escalera de casas.


El Castillo d'Uixó fue prospectado en 1978 por Bazzana y Guichard y luego en 1981 por Guichard solamente. Después el yacimiento fue estudiado durante dos campañas de verano organizadas en 1985 y 1986 por el equipo número 1225 del CNRS francés y la Casa de Velázquez.


Los materiales más antiguos del castillo, grandes bloques de piedra que sirvieron de base a ciertas partes de la muralla y algunas piezas cerámicas, datan del siglo X según la descripción de Bazzana y Créssier en base a su campaña arqueológica de 1985-86. Las excavaciones han permitido demostrar la ocupación del yacimiento de Shûn durante la Alta Edad Media en época del Califato de Córdoba, hasta la conquista cristiana, con testimonios de reocupación de las laderas del antiguo castillo islámico por una población morisca, en pleno siglo XV. El Castillo de Shûn ya aparece citado en los textos árabes desde la Alta Edad Media. La referencia más antigua a Shûn nos llega de un sabio de Uixó llamado Ali ibn Ghazlun que murió a finales del siglo XI.


El Castillo d'Uixó fue conquistado por el Rey Jaime I en la Cuaresma de 1238 según se relata en El Llibre dels Feyts, tras los acuerdos de rendición con los musulmanes en la Torre Forçada, cerca de Moncofa. El Rey Jaime I acompañado de Don Ladrón, de otros nueve caballeros y los representantes de la aljama de Uixó, se dirigió al pie del castillo donde le presentaron pleitesía más de doscientos musulmanes; hizo subir a la fortaleza a ocho caballeros de su séquito y cuando la señera ondeó en la torre más alta del alcázar, subió a tomar posesión.


Tras la rendición, Jaime I otorgó la primera carta puebla en 1238 y la segunda en 1250, respetando la religión, usos y costumbres islámicas. En 1247 Alhazarch, señor de Alcalá de la Jovada en la Vall de Gallinera, se sublevó tomando los castillos de Gallinera, Serra y Pego. Los de Uxó se retiraron a la sierra y sublevaron el castillo, haciéndose fuertes en él. Dos años duró esta rebelión que estaba apoyada por el infante Don Pedro, señor de Murviedro. Desterrado Alhazarch y zanjadas la diferencias con Don Pedro por laudo de la reina Doña Violante (24 de Febrero de 1249), las tropas del Rey Jaime sitiaron el Castillo de Uxó, el cual se rindió en Agosto de 1250.


Después de la rebelión de los uxoníes, Pedro III concedió a la Vall d’Uixó una tercera carta puebla en 1277, ampliando, matizando o confirmando las condiciones anteriores. Esta situación se mantuvo con una serie de cambios menores hasta la expulsión morisca el 31 de octubre de1609, que supuso la repoblación con cristianos venidos de La Plana y del Maestrazgo mayoritariamente y el otorgamiento de la carta puebla de 1613. Durante la Guerra de Sucesión, las autoridades civiles de la Vall reconocieron a Felipe V el 19 de mayo de 1707, y durante la Primera Guerra Carlista se registraron varios enfrentamientos en la ciudad en 1837 y 1838, aunque no está documentado que el Castillo d'Uixó fuera utilizado en acción alguna.




Durante la Guerra Civil Española el Castillo d'Uixó formó parte del sistema defensivo republicano conocido como la Línea XYZ y estuvo guarnecido por el 299 Batallón de la 75 Brigada Mixta al mando del mayor de milicias Valentín López Aparicio, perteneciente a la 49 División al mando del mayor de milicias Francisco Jiménez Durán, que a su vez estaba integrada en el XX Cuerpo de Ejército al mando del Teniente Coronel Gustavo Durán Martínez, encuadrado en el Ejército de Levante republicano al mando del General Leopoldo Menéndez López.


Con el objetivo de rectificar a vanguardia la línea del frente e intranquilizar a las tropas republicanas, el Cuerpo de Ejército de Galicia nacional al mando del General Antonio Aranda Mata integrado en el Ejército del Norte al mando del General Luis Orgaz Yoldi, desarrolló una acción limitada en el Castillo d'Uixó.


El día 31 de diciembre de 1938 el Castillo fue atacado por el 10º y 11º Batallón de la 55 División Nacional al mando del Coronel Enrique Adrados Semper y por el 4º Tabor de Regulares de Ceuta y la Mehal.la de Gomara nº2 de la 83 División Nacional al mando del General Pablo Martín Alonso.


Desde el primer momento y contra todo pronóstico la defensa republicana fue férrea y resistió la fuerte barrera artillera y el primer asalto de las tropas nacionales que venían desde las posiciones del Frontó (596m) en dirección a las Minas de Caolín. La lucha fue muy dura y este primer choque le costó la vida al alférez Gómez de Dios que comandaba la compañía que atacó a las posiciones republicanas en la cota 366 cerca del Coll de Mena.


Más fácil les resultó a los Regulares y tropas africanas de la Mehal.la de Gomara nº 2 (posicionadas en El Puntal del Calderer 537m) ocupar las posiciones republicanas de La Riera (446m) y el Puntal Redó (377m), enclaves básicos para la operación ya que prácticamente se cortaba así cualquier llegada de reservas al lugar.

La tenaz resistencia obligó a realizar una maniobra complicada y arriesgada entre la infantería y la artillería atacante. Los soldados de la 55 División Nacional comenzaron a subir la pendiente hacia el Castillo protegidos por los obuses propios que les fueron acompañando hasta llegar a las murallas mientras los soldados de la 75 Brigada Mixta se refugiaban de las explosiones en el interior del castillo. De este modo, poco después de las 16:00 horas, las tropas nacionales tomaron el Castillo al asalto.

Bibliografía:

Un hisn valenciano: Shun (Uixó) en la Vall d’Uixó (Castellón). André Bazzana. Centre Interuniversitaire d’Histoire et Archéologies Médievales. Unite Mixte de Recherche, nº9967.CRNS 18, quai Claude-Bernard.F-69365 Lyon.

Historia de Vall de Uxó. Leopoldo Peñarroja Torrejón. Diputación Provincial, Castellón, 2013.

La Batalla por Valencia, una victoria defensiva. Edelmir Galdón Casanoves. Publicaciones de la Universitat de València 2010.

La Batalla Olvidada. Juan Francisco Fuertes Palasí y Carlos Mallench Sanz. Divalentis 2013.

https://es.wikipedia.org/wiki/Castillo_de_Ux%C3%B3

https://covesdesantjosep.es/el-castillo-de-la-vall-duixo/

556 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo