Buscar
  • exploravall

24. LA ERMITA DE SAN ANTONIO (BECHÍ)


La Ermita de San Antonio (Bechí)

Bechí (oficialmente en valenciano Betxí) es un municipio de 5.600 habitantes situado entre la Sierra de Espadán y la llanura de La Plana Baixa, al sur de la Provincia de Castellón. Uno de sus monumentos más relevantes es la Ermita de San Antonio, situada a 3 km al Este de la población sobre la Muntanyeta de San Antonio, de 140 metros de altura. Se trata de un mirador privilegiado de la comarca, ya que es bien visible e identificable desde cualquier punto de su entorno. Las fiestas en honor al santo patrón de Bechí se celebran el 17 de enero, con una romería.


La Muntanyeta de San Antonio

La Ermita de San Antonio es un templo católico catalogado como Bien de Relevancia Local BRL. Diversas excavaciones arqueológicas han sacado a la luz estructuras arquitectónicas de la Edad del Bronce y de época ibérica. Destacan restos de cerámica, muelas, materiales de hierro y bronce, pero sobre todo un bronce con escrituras de 78 cm. Posteriormente fue ocupada por romanos y árabes. Con la conquista cristiana, Viciana, en su crónica, sitúa aquí el Puig de Pasqües desde donde el Rey Jaime I dirigió la conquista de Onda.


Restos de la torre defensiva

La Ermita de San Antonio data del Siglo XVI ya que los primeros documentos se remontan a este siglo. Fue remodelada en el Siglo XVII y ha sido restaurada recientemente. Junto con la ermita se encuentra la Casa del Ermitaño y una hospedería que actualmente se usa como restaurante. Está adosada a los restos de una torre defensiva o pequeña fortificación medieval, que todavía se distingue en la parte trasera.


Lateral izquierdo con contrafuertes

La planta del templo es rectangular con la hospedería en el lateral derecho, y el lateral izquierdo exento en el que quedan a la vista los contrafuertes con tejadillos. Por su parte, en la zona trasera puede verse como sobresale una sacristía que acaba en una cubierta independiente de la principal, que es de tejas y a dos aguas. La fábrica es de mampostería sin contar con enlucido, cosa que otorga al edificio un aspecto considerablemente rústico, en el que destacan los sillares que refuerzan las esquinas.


Fachada principal con la Casa del Ermitaño

La fachada principal es lisa presentando como única decoración un frontón triangular que se ve truncado por el hastial que da lugar a la espadaña en la que se coloca una sola campana. Presenta una puerta adintelada de madera que se enmarca en una portada de forma rectangular con amplias e irregulares dovelas, que se abre en un espacio más reducido de una antigua puerta principal de acceso, en forma de arco de medio punto, que llegaba hasta más allá del actual dintel. Y un pequeño retablo cerámico en la que se representa al santo titular de la ermita.


Marca de Federo en forma de A con una cruz superior

En los laterales de la entrada se observan dos Marcas de Federo, que, entre otras explicaciones, parece que eran las marcas que los pastores hacían en los lugares destacados, cercanos a los azagadores, veredas, vías pecuarias o cañadas reales, por los que pasaban con sus ganados. Se pueden encontrar entre el sur de la provincia de Teruel y Castellón y son marcas que están grabadas sobre los sillares y tienen forma de “A” con una cruz punteada arriba.

La Muntanyeta de Sant Antoni

LA GUERRA CIVIL EN LA ERMITA DE SAN ANTONIO


Durante la Guerra Civil Española, la Ermita de San Antonio fue escenario de cruentos combates entre las tropas nacionales y republicanas. Tras la toma de Castellón en 14 de junio de 1938, el Ejército del Norte nacional compuesto por el Cuerpo de Ejército de Galicia al mando del General Aranda (en el que estaban incluidas la 4ª División de Navarra del General Camilo Alonso Vega, la 55 División del Coronel Enrique Adrados y la 84 División del Coronel Alfredo Galera), y el Destacamento de Enlace del General García-Valiño estaban situados frente a Bechí. Veamos cómo se desarrollaron las operaciones militares:


La Sierra de Espadán frente a la Ermita de San Antonio

“El 29 de junio se había llegado por el ala izquierda del despliegue nacional a una situación extraordinariamente tensa, al frenarse de impresionante manera el avance de las divisiones de Aranda y García-Valiño, con resistencias, como la montada en torno a Bechí, auténticamente heroicas. La progresión resultaba lenta, difícil y muy cara en vidas humanas, Y aún quedaba enfrente la poderosa Sierra de Espadán, que anunciaba ser una barrera infranqueable.


La Ermita de San Antonio

Pero al día siguiente, 30 de junio, la 4ª División, tras un brevísimo descanso en la inmediata retaguardia, entraba de nuevo en fuego, ocupando todo el macizo situado al Norte de la carretera que desde Artana lleva a la de Bechí-Villavieja. La resistencia opuesta se alzó encarnizada y una loma (Solaig) se perdió y recuperó hasta tres veces.

La maniobra de la 4ª División creó una situación insostenible para las fuerzas que defendían Bechí, disputada localidad que el 1 de julio era ocupada por la 55 División, la cual alcanzaba, además la Ermita de San Antonio; las bajas hechas al enemigo en las dos jornadas por las fuerzas de las Divisiones 4ª y 55 sumaban cuantiosas cifras (139)”. (Martinez Bande, pag. 164,165)


El Vértice Solaig visto desde la Ermita

“Durante estos días solo es posible mantener la ofensiva de las tropas franquistas por el sector de Onda-Bechí. Con el desplazamiento hacia el oeste de la 84 División para colaborar con la toma de Onda se obliga a que la 55 División, hasta ahora en funciones de reserva y en periodo de recuperación, pase a ocupar una parte del frente, situándose ante las defensas republicanas de Bechí. Durante el día 29 de junio las Peñas Aragonesas son atacadas por dos veces (por la 84 División), hasta que al final de la jornada, la 32 Brigada republicana se retira de las posiciones defensivas. Con el dominio de Viñas de Piquer y las Peñas Aragonesas, la 55 División se prepara para cerrar el cerco de Bechí, presionando por el sureste y atacando el Vértice Solaig, última altura cuyo dominio asegura el total control de esta población.


Restos de una posición en la Muntanyeta de San Antonio

Mientras este ataque se producía, la 4ª División, que hasta entonces había permanecido en actitud defensiva, entra de nuevo en combate y ataca la Gorreta, bastión situado al norte de Solaig y que mantenía abiertas las vías de comunicación de los defensores de Bechí con su retaguardia situada hacia el este, de manera que tuvieron que replegarse ante el peligro de ser copados. El 1 de julio, Bechí y la Ermita de San Antonio son ocupados definitivamente por la 55 División”. (Galdón, Edelmir, pág. 154-156)


La Muntanyeta de San Antonio

“Como la 55 División era incapaz de cerrar el asedio sobre Bechí y rendir a sus defensas, tuvo que incorporarse el 29 de junio como refuerzo la 4ª División, que hasta entonces había permanecido en la reserva; se situó entre las divisiones 84 y 55, en la zona de avance al sur de Bechí, cerca de la carretera de Artana. El 30 de junio se lanzan simultáneamente fuertes ataques en varias direcciones y la 4ª División atraviesa la carretera Artana-Bechí y se sitúa en las primeras alturas inmediatas, al mismo tiempo que una agrupación, partiendo de Les Mallaes, asalta por la Gorreta el Vértice Solaig, donde la 70 División republicana apura con duros combates las últimas horas de permanencia en este frente.


Bechí vista desde la Ermita de San Antonio

Las consecuencias de esta maniobra envolvente de la 4ª División sobre la posición dominante en el Sur de Bechí no se hacen esperar, y las defensas de este pueblo, ante el temor de ser copadas se repliegan hacia el Este, maniobra que es posible gracias a que las unidades acantonadas en la Ermita de San Antonio resisten durante unas horas los ataques de la 55 División, que desde el Noreste pretende avanzar y tomar contacto con las fuerzas de la 4ª División, cerrando la vía de evacuación de los restos que quedaban de la 70 División republicana. Las pérdidas republicanas fueron considerables, dejando constancia con ello de la voluntad del Ejército Popular de resistir sobre el terreno”. (Galdón, Edelmir, pág. 165-166)


La Ermita de San Antonio

Bibliografía:

GALDÓN, Edelmir (2010), La batalla por Valencia, una victoria defensiva. 2ª Edición revisada, Publicacions de la Universitat de Valencia.

FUERTES, Juan (2004), El Término Municipal de Vall de Uxó – El patrimonio rural no catalogado, Associació Arqueològica de La Vall d’Uixó.

FUERTES, Juan y MALLENCH, Carlos (2012), La Batalla Olvidada - Claves de la Batalla de Levante. Segunda Edición 2020 Divalentis.

MARTINEZ BANDE, José Manuel (1977), La Ofensiva sobre Valencia. Librería Editorial San Martín.

Panel informativo de La Muntanyeta de Sant Antoni.

Páginas de Internet:

https://es.wikipedia.org/wiki/Bech%C3%AD

https://www.betxi.es/

https://es.wikipedia.org/wiki/Ermita_de_San_Antonio_de_Bech%C3%AD


130 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo